Seis trucos para mantener los pies en la tierra que nadie te ha contado

Nuestra vida ya no tiene que ver nada con la de nuestros padres, ellos tenían sus trabajos fijos, sus casas, veraneaban siempre en el mismo sitio, se casaban para siempre… Pero ¿y nosotras? Nosotras vivimos en una sociedad en constante cambio donde no hay nada cierto. ¿Cómo vamos a comprarnos una casa si no sabemos dónde vamos a vivir? ¿Os suena esa pregunta? Y estas, ¿os las planteáis? ¿Cómo vamos a darlo todo por una compañía si mañana quizá nos despiden y tenemos que reinventarnos? ¿Cómo vamos a ahorrar para una jubilación que vemos a millones de años luz si no sabemos lo que va a pasar mañana? Preferimos irnos de vacaciones al otro lado del mundo, o a la otra parte de nuestro país, antes que ir al mismo sitio aburrido de siempre como hacían nuestros padres. 

Muchas somos así, no estamos solas. El sociólogo y filósofo polaco Zygmunt Bauman, en su libro ‘Tiempos líquidos: vivir una época de incertidumbre’ (año 2007),  define esta sociedad en constante cambio en la que vivimos como  la sociedad líquida, en la cual no tenemos ningún agarradero estable como nuestros antecesores. Así califica a “ese cúmulo de pensamientos y emociones que giran en torno a la inestabilidad, el cambio constante y la búsqueda de una nueva vida”. 

Explica el sociólogo que “se ha pasado a un mundo mucho más precario, provisional, ansioso de novedad” y que “vivimos en el tiempo virtual, efímero, veloz, global y con cierta pérdida de valores”.  En definitiva, que todas tenemos que caminar sobre arenas movedizas.  Nos hemos vuelto “mucho más individualistas” y “tenemos miedo de fijar nada para siempre”. 

Eso nos afecta, sobre todo, en el trabajo, en el cual nadie es imprescindible, ¿verdad?, así como en el amor.  Cuantas de nosotras comprobamos que es muy difícil conocer a un chico que quiera algo más que una noche de fiesta cuando todas y todos ligamos por Tinder. Según el reputado sociólogo, “las relaciones amorosas son episodios fugaces de telenovela: Una pareja ya no es rentable, se deja de lado y se busca una nueva.”  

Ese constante cambio a muchas nos está provocando tristeza; a otras, depresiones, ansiedad y sentimiento de vacío. 

Por eso en Bepow hemos querido calmar las aguas y averiguar cómo podemos tener los pies en la tierra.  Aquí van nuestros consejos:

1. Mantengamos una mirada más positiva y proactiva. “Existe aún gente dispuesta a ayudar: asociaciones, grupos, lugares de reunión (tecnológicos, de juego, de gustos similares…)”, indica Sara Vitoria, psicóloga y psicoterapeuta. “Podemos agarrarnos a los mismos valores que siempre ha habido, algunos de ellos siguen existiendo, aunque otros se hayan perdido o sustituido”, recuerda Vitoria.  

2. Adaptémonos: “Las personas adultas tenemos la responsabilidad de adaptarnos a los nuevos valores y a los nuevos tiempos, sin estar todo el rato mirando ni pensando si otros tiempos fueron mejores.  Cada generación tiene su parte positiva y negativa”, aconseja Vitoria.  

3. Conecta contigo: medita, respira, practica deporte. Conectar contigo, parar y estar concentrada te ayudará a rebajar esa sensación frenética-social.  

4. Sé consciente de tu pertenencia: “eres parte de una sociedad con determinadas características en un contexto, el actual, con sus cosas buenas y sus cosas malas”, indica Vitoria. Erich Fromm recalca que “el individuo debe aceptar el modo de vida arraigado de cada sociedad determinada”. 

5. (Auto)conócete: “Sé co-creadora de tu propio futuro, descubre qué te gusta y qué no te gusta, ten metas y objetivos”, insiste Vitoria. Te proporcionará una dirección y te restará incertidumbre.  

6. Lucha por mejorar(te): El nacimiento es el primer momento en el que demostramos nuestro éxito en la vida, empujamos sin fuerza exterior, a pesar de las circunstancias sociales, políticas… Esa fuerza nos ayuda a imponer nuestro éxito a lo largo de nuestra vida, según Henrietta Fore, ejecutiva de Unicef, en su conferencia Ted, que confirma la importancia de la educación y el crecimiento personal para mejorarnos. 

Por: Josune Murgoitio 

No Comments Yet

Comments are closed

%d bloggers like this: