Claves para equilibrar tu vida personal y laboral

La inserción de la mujer en el mundo salarial representa un gran cambio para la economía, así como grandes conquistas a nivel profesional. Sin embargo, hay una gran pregunta que muchas de las seguidoras de Bepow nos han pedido responder: ¿es posible alcanzar el éxito laboral y tener un equilibrio entre la vida y el trabajo?

Nos pusimos a la tarea de buscar las opiniones de expertos en la materia para saber cómo equilibrar nuestra vida privada con nuestro trabajo y, aun así, tener éxito. Esto es lo que nos recomiendan:

1- Aprender a poner límitessegún Andrea Parra, psicóloga y especialista en talento humano, mantener un equilibrio en las prácticas cotidianas permite lograr un mejor rendimiento, al dedicar más tiempo para la familia y otras actividades. “Podemos afirmar que si una persona debe completar trabajo en casa, o está mal organizado su tiempo laboral o la carga es muy grande y debe revisarse”. Debemos aprender a ser efectivas en nuestro horario laboral, medir nuestro éxito por resultados y no por el tiempo que pasamos en la oficina. Trabajar todo el tiempo no es la única forma de triunfar. Si bien la tecnología nos ha facilitado la vida en diversos aspectos, también ha traspasado los límites de nuestra vida personal, porque podemos ser contactadas en cualquier momento y, además, podemos llevar el trabajo a casa con solo conectar nuestro laptop.

Brigid Schulte, periodista, directora del Better Life Lab para una Nueva América y autora del bestseller Abrumado: trabajar, amar y jugar cuando nadie tiene el tiempo, explica cómo el equilibrio entre el trabajo y la vida es posible, incluso para los líderes. Se puede ser un líder efectivo y mantener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida, pero esto requiere un cambio de mentalidad en el que le demos tanto valor a nuestra vida personal como a nuestros logros laborales.

2. Desconectarnos del trabajotomarnos vacaciones y desconectar del trabajo nos permite conectar con la naturaleza y con nuestras familias, regresar descansadas y renovadas a la cotidianidad. Este es el consejo que comparte Jessica DeGroot, fundadora del Third Path Institute, una organización dedicada a ayudar a las personas a encontrar tiempo para el trabajo, la familia y la vida.

Dentro de su estudio, en el que entrevistó a más de 12 ejecutivos, DeGroot descubrió que planificar las vacaciones para los momentos menos críticos, delegar con tiempo y revisar las tareas pendientes facilita desconectarse por completo y causar menos traumas en nuestro trabajo cuando estemos ausentes.

3. Buscar un buen apoyo. Lynda Clarizio, vicepresidenta senior de M&A  Desarrollo Corporativo de America Online, citada por Harvard Business School, atribuye su éxito a tener un excelente apoyo tanto en su equipo de trabajo, como en su hogar con su esposo: “un compañero atento es clave para hacer que las cosas funcionen”, explica refiriéndose a que, incluso en nuestra vida familiar, el trabajo en equipo es fundamental y nos permitirá repartir las cargas de manera equitativa para que mientras no estemos presentes, las cosas continúen fluyendo.

4. Cuidar nuestro bienestarsegún el profesor de la Universidad de Michigan William Chopik, ser feliz consiste en tener relaciones sociales fuertes.  Chopik realizó un estudio con más de 270.000 personas en cerca de 100 países y descubrió que las amistades se vuelven cada vez más importantes para la salud de las personas.  Es evidente que las relaciones familiares y de amistad influyen directamente en nuestro bienestar, de ahí la importancia de un buen balance entre la vida laboral y personal. 

5. Dejar tiempo para el ocio: el tiempo dedicado al ocio y al cuidado personal es importante. Cuando tenemos sobrecarga de trabajo, usualmente le restamos tiempo a estas actividades, por eso la cantidad y calidad del tiempo libre son fundamentales para nuestro bienestar, pues de ellas dependen nuestra salud física y mental. 

Según el Índice para una Vida Mejor de la OCDE, las familias son las más afectadas por el desequilibrio entre el éxito en el trabajo, los compromisos familiares y la vida personal. Para la organización, uno de los aspectos importantes para el equilibro laboral-personal es el número de horas que una persona trabaja. En los países de la OCDE, el 11% de los empleados trabaja 50 horas o más a la semana. “Turquía es, por un gran margen, la nación con el porcentaje más alto de personas que trabajan muchas horas, con 33%; seguida por México, con cerca del 29%; y por Colombia, con casi 27% de sus empleados”. 

Es  posible tener éxito en la vida profesional y en la vida personal, pero requiere un esfuerzo por nuestra parte, especialmente, un cambio de mentalidad, como recomiendan Marcello Russo y Gabriele Morandin, profesores expertos en comportamiento organizacional de la Universidad de Bolonia (Italia): “Una vez que comencemos a valorar nuestro tiempo libre, podremos encontrar más fácilmente el equilibrio entre quiénes somos en el trabajo y quiénes somos fuera de la oficina”.

Estos expertos italianos reseñados por Harvard Business Review dan un consejo final: “ver el tiempo libre como tiempo para descansar, recargarse y cultivar nuevas habilidades e intereses, algunos de los cuales, eventualmente, también podrían beneficiar nuestros roles de trabajo”.

No Comments Yet

Comments are closed

%d bloggers like this: