Cecilia Murillo Palomeque, asesora de Imagen y emprendedora de moda

Cecilia Murillo Palomeque, asesora de Imagen y emprendedora de moda con discapicidad física, que empodera a otras mujeres como ella.

Para Cecilia Murillo Palomeque, o Chechi, como le gusta que la llamen, la moda tiene que ver con el enamoramiento propio más que con el style, para demostrarlo, impulsa este concepto desde una pasarela incluyente que lleva a cabo a través de su fundación Moda y Flores con la participación mujeres que, al igual que ella, tienen alguna discapacidad física.

“Yo salgo de allá y me veo divina todo el tiempo”, le dicen las chicas, entonces Chechi aprovecha para que el mensaje les quede claro: “Tú tienes que verte divina todo el tiempo, que no sea la pasarela la que te defina, que sea lo que estás proyectando a todas las personas que te ven”.

Asegura que una de las claves es emprender para la vida y no para unos meses o unos años. De esta manera logró convertir su fundación Moda y Flores en un espacio donde más de 200 mujeres con discapacidad, madres cabeza de hogar y población afrodescendiente encuentran un lugar de resignificación y visibilización en esta industria. “Estamos construyendo una moda más humana”, dice con orgullo y a través de su pasarela, cuenta las historias de mujeres reales, que lejos de la mendicidad o la lástima, se sienten hermosas en medio de su discapacidad y valiosas en medio de sus carencias.

“Tú tienes que verte divina todo el tiempo, que no sea la pasarela la que te defina”

Ellas, al igual que Chechi, dejaron atrás los miedos y las inseguridades, saben que esto es un proceso y el éxito será el resultado del esfuerzo y la dedicación. “Vamos a tener miedos, vamos a tener inseguridades, pero podemos lograr las cosas”.

“En la moda cabemos todos”

Chechi es afrodescendiente y sufre de agenesia, una discapacidad física que hizo que su padre no la dejara asistir a la escuela desde niña para que no la molestaran. Empezó a los 9 años y, aún así, tuvo que enfrentar las burlas de sus compañeros. Actualmente está terminando estudios de Comercio Exterior y Logística, ha dictado más de 20 conferencias sobre el empoderamiento femenino y recientemente fue invitada al Women Economic Forum Latinoamérica, en Cartagena, donde habló sobre cómo enfrentar los paradigmas de la moda. Allí recibió un reconocimiento.

Sus consejos para las emprendedoras resultan del camino que siguió para salir de su pueblo natal y superar cada obstáculo. Nació en el Urabá Antioqueño, una región aislada que sufrió por años la violencia. Dejó las comodidades de su hogar, empacó una maleta -como ella dice- “llena de sueños” y se fue a vivir a Medellín, capital de la moda en Colombia, para estudiar. “Los miedos, las inseguridades y las barreras que a veces encontramos es porque no nos preparamos”, afirma.

Allí, enfrentada a la soledad, a las necesidades y a la discriminación, fue tocando puertas, hasta que un profesor le dio la idea “haga algo que le guste” y como la moda siempre fue su pasión, empezó a confeccionar accesorios que comercializaba en los espacios que le abría la universidad. Así inició su emprendimiento, no a partir de la necesidad, sino de algo que la apasionara y donde ella pudiera ser auténtica. “Emprendí para la vida, no para unos meses o unos años. Cuando no somos auténticos con lo que nos gusta, entonces podemos abandonar al primer obstáculo”.

“Vamos a tener miedos, vamos a tener inseguridades, pero podemos lograr las cosas”

Hoy asesora en imagen a otras personas, les enseña que les favorecen o cómo superar las ideas preconcebidas que no les dejan potenciar su belleza interior. “En la moda cabemos todos, pero para caber todos, tenemos que reconocernos y reconocer a las otras personas”, dice con autoridad, porque es un ejemplo de ello.

¡Empodérate de tu belleza!

Comparte con Bepow uno de los primeros consejos que dio a una de sus amigas del colegio, acomplejada porque era muy delgada: “¿Ya te miraste a un espejo? ¿Ya viste lo que hay en ti?, entonces primero siéntete tú quién eres, empodérate de tu propia vida y con eso vas a empezar a resaltar tu belleza”. Este consejo no ha perdido vigencia y hoy es para cada una de nosotras, porque vernos bien, empieza por sentirnos bien.

Su mamá le enseñó desde niña a valerse por sus propios medios y a desarrollar sus habilidades y fortalezas para que su situación de discapacidad no le impidiera salir adelante, ni la hiciera depender de otros. Sin importar lo que le decían, trabajó con convicción hasta que empezaron a materializarse sus sueños: estudiar, crear un emprendimiento, tener su propia marca, ayudar a otros…

“Los miedos, las inseguridades y las barreras que a veces encontramos es porque no nos preparamos”

Derribó las últimas barreras cuando desfiló por una pasarela y se convirtió en una de las modelos que de niña recortaba de las revistas y pegaba en las paredes de su habitación. Va por más y nos dice: “empodérate y descubre lo que vales para identificar lo que te gusta”. Un consejo válido para aplicar en todos los aspectos de nuestra vida, ¿no creéis?

Por Cristina Callejas, Periodista y comunicadora social con Maestría en Desarrollo.

No Comments Yet

Comments are closed

%d bloggers like this: