El mundo puede ser inseguro, nosotras, jamás

¿Se viaja más segura como mujer por unos países que por otros? ¿Te da miedo viajar sola por la inseguridad que pueda haber en determinados sitios? Pues en BEPOW te los vamos a quitar, porque estamos seguras, por experiencia personal, que se puede dar una vuelta al mundo sin que te pase nada que no podría pasarte debajo de tu casa en tu ciudad de toda la vida.

Los lugares no son buenos ni malos per se, de hecho, la grandísima mayoría de la gente es buena, te trata bien cuando viajas, incluso quizá te protege más justo por considerar que, por ser mujer, corres más riesgos de que te ocurra algo, le sale el instinto de protección hacia el que consideran el sexo débil. Y bueno, en la mayor parte de los casos, nosotras tenemos menos fuerza que los hombres, pero no quiere decir que no sepamos protegernos y cuidar de nosotras mismas. La prudencia es muchas veces la mejor manera de prevenir y no tener que recurrir a la autodefensa o exponerse a las consecuencias.

Elisabeth G. Iborra, nuestra colaboradora experta en viajes, autora de La vuelta al mundo de Lizzy Fogg, de Ediciones Casiopea, ya nos ha dado en otros artículos consejos para viajar sola con la mayor seguridad y tranquilidad posible. En este artículo va a hacer un repaso por distintas zonas geográficas del mundo con ciertas consideraciones y ejemplos muy útiles para que viajemos todas con la prevención necesaria.

Vaya por delante que bajo ningún concepto pensamos que todos los hombres sean violadores, maltratadores o asesinos en potencia. En absoluto, sabemos que son una minoría, pero muy escandalosa porque hace sangre y mata. Así que no pretendemos generalizar, se trata de ser conscientes de que los hay, y hemos de saber movernos por el mundo relajadas pero con los sentidos bien atentos. Vamos por partes.

Sudeste asiático. La verdad es que la mayoría de los países del sudeste asiático, desde Japón hasta Indonesia, son bastante pacíficos y se ven cantidad de mochileras jóvenes pululando solas por sus pueblos y calles sin que haya noticias de mayores problemas. Hay que tener en cuenta que algunos de esos pueblos son musulmanes y se pueden sentir ofendidos o asombrados ante determinados atuendos y sus miradas pueden ser intimidatorias a veces; si creen que eres una mujer libre y liberada, te pueden entrar a seducir con técnicas tan divertidas como contarte lo bien que lo hacen en la cama y lo grande que la tienen… Suelen ser inofensivos, pero si te encuentras (por poner un ejemplo que me ha pasado) en una barca con un conductor que te tira la caña descaradamente y no te sientes cómoda, saca el móvil y dile que espere un segundo, que vas a llamar a tu novio, que es policía y te está esperando en el destino.

India: Entre tantos millones de habitantes, la mayoría musulmanes, puedes asegurar que más de un machista hay. Los indios tampoco son agresivos, pero son muy descarados cuando les sorprende una mujer: son capaces de tocarte el pelo a ver si tu rubio es de verdad, hacerte fotos a escondidas… O rodearte entre seis gallitos peleando por ser el que se lleva al huerto a la dama. Ahí hay que echarle coraje y dejarles que se entretengan entre ellos anunciando al colectivo que tú te vas a la cama… Y SOLA. Les acongojará tu determinación, doy fe.

Australia y Nueva Zelanda son, probablemente, junto con los países nórdicos y Canadá, los más seguros del mundo, tanto por su nivel económico, que hace innecesario robarle a nadie, como por su nivel de educación y civilización. Hay machismo, sí, dónde no; pero realmente lo más problemático suele ser el alcohol, porque cuando se pasan de rosca pierden los límites y vas a tener que, simplemente, mantenerte siempre más sobria que ellos para que no se propasen porque hay pubs y calles que a veces, por la noche, se convierten en la jungla.

Se puede dar una vuelta al mundo sin que te pase nada que no podría pasarte debajo de tu casa en tu ciudad de toda la vida

Latinoamérica tiene fama de ser de los continentes más inseguros. En cuanto a robos de mafias organizadas, te pueden contar que atracan autocares de turistas y los despluman a todos, que los taxistas no oficiales pueden compincharse con ladrones y llevarte a un cajero a extraer todo tu dinero del banco… Bien, para prevenir, conviene asesorarse con los oriundos sobre los transportes legales más seguros y fiables, las rutas más vigiladas y controladas por la Policía… Yo le he llegado a pedir a un agente que me buscara un taxi oficial o que me llevara con la bici en su portaequipajes para no correr riesgos.

También hay en toda América, de norte a sur, sobradas noticias de feminicidios terribles… Lamentablemente, eso es algo que nos afecta desde España hasta Rusia pasando por Israel, y en cualquier lugar donde haya perturbados fuera de control, machistas y homicidas misóginos que son capaces de matar incluso a sus parejas. Y la mejor manera de evitarlos es saber por dónde nos movemos, intentar volver siempre al alojamiento acompañadas o pillar un taxi aunque sea para 200 metros si los intuimos peligrosos, ponerse la ubicación en tiempo real del Whatsapp y compartirla con alguien cercano, dejarle el móvil a quienes te alojen y darles el de la persona con la que vas a salir, bajarse aplicaciones de alarma en caso de amenaza…

África tiene unos niveles de inseguridad importantes pero sobre todo para sus propios ciudadanos, con especial inquina contra las mujeres, y más que nada por guerras internas. Sin embargo, contra lo que se suele creer, en Egipto, Túnez, o Marruecos hay bastante protección de los extranjeros por aquello de mantener el turismo en el país, y la mayoría ya está acostumbrada a ver y a tratar con extranjeras, así que ya no te van a querer cambiar por 100 camellos. Tienes muchos más números de que te quieran seducir a toda costa que de que les dé por acosarte, pero un buen truquillo para zafar es decirles que tienes novio, porque van a respetarlo más a él que a ti, qué le vamos a hacer.

El Ártico y la Antártida parecen lugares más seguros, básicamente porque no hay muchos humanos y tu mayor riesgo es que se abra un agujero en el hielo y perezcas a 30 grados bajo cero. En todo caso, el mejor consejo es siempre informarte sobre la coyuntura actual en el destino elegido, no sea que estén en guerra o haya caníbales dispuestos a comerse al primer humano que aparezca al ajillo, como me comentaron que ocurría en Papúa Nueva Guinea.

En definitiva, amigas, no hay unos países más seguros que otros, depende de un montón de factores y nosotras tenemos que hacer todo lo posible para viajar con conciencia y precaución… pero sin dejar nunca de viajar por miedo, porque lo que sea nos puede pasar hasta al bajar la basura al portal.

¿Estás dispuesta a disfrutar de tu libertad?

 

 

Sharing is caring!

No Comments Yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: