Paloma Martínez Monasterio, empresaria de Babybe

La empresaria y madre de cinco hijos asegura que con organización, confianza en una misma y sin tener miedo al fracaso se puede obtener muchas cosas.

Paloma Martínez Monasterio lo tiene claro. Si ella hubiese hecho caso a los prejuicios que tenemos las mujeres ahora no estaría embarazada de su sexto hijo y no sería empresaria de un negocio que ya lleva más de diez años de éxito en Madrid, BabyBe, un espacio de fisioterapia y fisioestética único e innovador por y para la mujer y su bebe.  Tampoco una instagramer de referencia para muchas madres en todo el mundo. «Hay que dejar de lado todos esos prejuicios que solemos tener muchas veces las mujeres. Por ejemplo, en mi caso, ser madre de cinco hijos y uno por venir y empresaria, parecían dos cosas incompatibles y a veces eso nos echa para atrás.»

A Paloma nada la frena. Ha conseguido crear una vida a su medida. ¿Cómo?, nos preguntamos. “Yo soy una privilegiada, tengo mucho ayuda”, nos dice. Pero no sólo eso, esta española tiene muy claro lo que una mujer tiene que hacer si tiene un sueño y lo que quiere cumplir: “se necesita una buena organización, tener mucha confianza en una misma, además de dejar de lado los prejuicios”. Y otra cosa fundamental, “seguir adelante con mucha confianza en una misma y sin tener miedo al fracaso, porque a veces del fracaso también se aprende y no hay que tener miedo a él.”

Si uno conoce a la Paloma sonriente y pausada que nosotras hemos visto en las acogedoras y preciosas instalaciones de Babybe también se da cuenta que su carácter optimista y su saber escuchar también son ingredientes de esa receta para conseguir lo que queramos.

¿Pero tuvo Paloma siempre esa confianza que exhala ahora? No. Hubo un tiempo en el que ella tenía más inseguridades. “Mi marido me ayudó mucho y me apoyo porque confiaba en mi. Poco a poco me fui abriendo y demostrándome que podía”, nos comenta.

Ahora Paloma sabe utilizar lo bueno de sus dos roles, como madre y empresaria, y aprovechar sus ventajas. “El ser madre me ha ayudado mucho en mi empresa sobre todo a nivel de organización, a nivel de tener más visión, a tener mucha paciencia, porque considero que tener un negocio tienes que tener mucha paciencia y también, porque yo considero la familia como una pequeña empresa, me ha ayudado mucho a priorizar. Además, también tengo la suerte de que justo mi negocio tiene mucho que ver con la maternidad. Así que mi propia experiencia personal, me ha ayudado a ver muchas necesidades e implementarlas en mi propio negocio.”

Paloma no está sola, fundó su empresa junto a su hermana, Belén.  “Las dos nos complementamos muchísimo. Cada una ofrece un aspecto diferente a nuestro negocio”, nos cuenta. “Además Belén me ha ayudado mucho en la época en la que yo di a luz a los trillizos”, reconoce y nos cuenta que ella también lo hizo en otras ocasiones. “Hacemos un buen equipo.”

Paloma ha conseguido crear una vida a su propia medida, porque cuando terminó la carrera y empezó a trabajar como bióloga, con intención de investigar en los Estados Unidos, se dio cuenta que esa vía iba a ser muy difícil de compatibilizar con su proyecto de maternidad numerosa. Así que se ha hecho una vida que calza perfectamente con la horma de sus deseos y por eso nos inspira tanto.

Que no llame a equivoco, su vida no es perfecta, Paloma reconoce que “evidentemente tienes momentos de bajón, de pensar que no llegas a nada, ni eres una buena madre, ni eres una buena empresaria, que no llegas a todo”.  En esos casos, su truco es “intentar dormir un poco porque a veces no tengo tiempo, relajar la mente y así ver las cosas desde otra perspectiva, analizarlo y ver las cosas más positivas”, recomienda.

Pues si tiene bajones también como nosotras, aún nos inspira más porque ha conseguido crear su vida a pesar de ellos y que su negocio prospere por más de 10 años en el mercado y ya emplee a nueve personas. Nos gustan romper estereotipos con Chicas Pow con ella.

Sharing is caring!

No Comments Yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: