Diana Burco, cantautora, acordeonista y actriz

La Cantautora, acordeonista y actriz Colombiana nos muestra su determinación. 

Diana Burco es toda determinación. Su objetivo, ser una mujer referente del folclore colombiano en todo el mundo. Por ahora, con veinticuatro años, ya ha conseguido sacar su primer disco, crear su propia banda y actuar como actriz en una telenovela de éxito en Colombia. No sólo eso una de sus canciones, Juan, ha sido un éxito, número uno en la Radio Nacional de su país y ya han llenado varios conciertos con su grupo, de todo mujeres. A los doce años, empezó  su unión sentimental con un acordeón, con él podía expresar a esa mujer emocional en la que se ha convertido, además de su amor y apego por su tierra natal. Los obstáculos fueron muchos, un profesor que coqueteaba con ella y una sociedad que no estaba dispuesta a hacerle un hueco. “Tu no puedes tocar ese instrumento porque no eres de la región“, me decían, explica a BEPOW. “Tu no deberías porque esto no es cosa de mujer. Si lo vas a hacer, lo tienes que hacer como un hombre y entonces te vas a ver como un chico y no femenina “. A los quince decidió irse a los Estados Unidos, desmoralizada, porque “si yo para hacer lo que quería tenía que pasar por eso, pues no lo hago“, se dijo.  Pero aquella pausa, sólo le sirvió para volver con más fuerza. ¨Decidí estudiar música.  Fui supremamente persistente con mis padres, porque yo tenía que hacer eso. No me iba a perdonar en el futuro, si no lo hacía, asi que en el momento dijese qué miedo, qué susto, lo hice¨ . Se trasladó a Bogotá después de convencer a sus padres de hacer algo muy diferente a lo que se esperaba de una chica como ella. Estudió música, y aunque allí las partituras eran clásicas de música europea, siguió pegada a su acordeón,  porque le parecía mágica la manera de hacer música tanto como el Macondo de Gabriel García Marquéz.  Aprendió no sólo a tocar, sino a cantar y componer.

¨No quería quedarme en el rol típico de mujer, de cantante bonita que está al frente. Estudié para no tener que depender de nadie, para no llegar a un estudio y que un hombre me diga ponte ahí y canta, póngase esa blusa, yo ya sé como son  las cosas, me empoderé a través del conocimiento ¨

Y así ella empezó a tocar como Diana, no como un hombre. Viajó por el Caribe, aprendió, vió el folclore en los pueblecitos pequeños. ¨Elegí el camino del conocimiento y  no quedarme y decir que alguién venga y me diga cómo hacerlo. Uno nunca se va a sentir listo¨. Buscó otras maneras.

¨Hay que lanzarse al vacío y no se puede esperar a saber qué va a pasar¨.

Ella tenía muy claro lo que quería hasta el punto que le ofrecieron un caramelo que poca gente rechaza, estudiar en Boston en Berklee música, y ella lo rechazó, prefirió quedarse en Colombia, porque quiere aprender del folclore de la tierra que ama. Su primer disco, se demoró cuatro años. ¨Tenía miedo si le gustaba a la gente, a abrirle al mundo lo que yo sentía, a mostrar esa debilidad.¨Pero lo sacó y tuvo un buen recibimiento. Lo lanzó como sello independiente,  ¨no quería que por falta de determinación,  la gente me moldeara. Yo no voy a trabajar con la  industria, va a ser mucho más difícil, pero tengo la tranquilidad de que mi música es sincera ¨.  Un papel coprotagonista en la telenovela Tarde lo conocíle ayudo al lanzamiento del disco. No sólo eso, también a abrirle los ojos a una nueva realidad. En la telenovela había una banda de mujeres, y ella empezó a sentir algo muy hondo mientras tocaba con ellas.

¨Antes de conocerlas, yo siempre era yo, yo lo hago sola, y eso es bueno porque me hizo construir algo muy sólido, pero es mucho más complicado porque si estoy yo sola todo lo cargo yo. Yo iba sola porque siempre te dicen que entre chicas será muy duro, es que las mujeres nos juzgamos muchísimo, y en parte es cierto, y también porque eran grupos de diez chicos y yo era la única mujer y me llevaba todo el protagonismo, pues claro se sentía muy chévere ¨. 

Pero  en aquel plató surgió la magia, ¨yo sentía un empoderamiento en esa banda, cuando nosotras grabábamos todos se querían morir, eso fue muy impactante para mi, ver la reacción de las otras personas y lo que yo sentía, se me caían las lágrimas de tanta emoción¨.  Y es que para ella ¨la música de las mujeres es muy valiosa, es otra cosa, una mujer ama diferente, anhela diferente, la música de mujer es algo que aun no se ha explotado completamente¨. Dejó a su grupo de chicos porque prefiere brillar con otras. Y sí, claro que aún tiene miedos, pero se lanza. A nosotras nos inspira. Y a vosotras? Os lanzáis?

Sharing is caring!

No Comments Yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: