Colaborar Tiene Sus Beneficios

Esa mala fama que tenemos de que las chicas se critican y no se apoyan entre si, hemos descubierto que no es verdad, que colaboramos mucho más que los hombres y que si muchas veces nadie nos echa una mano, es porque no la pedimos. Según, el estudio de los economistas Peter J.Kuhn y Marie-Villeval del National Bureau of Economic Research, los hombres tienden a estimar por encima sus habilidades y subestimar las de sus colegas mientras que las mujeres lo contrario, por eso tendemos más hacia la colaboración.  Además, también en el libro Cómo las mujeres lideran, de Sharon Hadary and Laura Henderson, se asegura que nuestro liderazgo es más colaborativo, inclusivo y consultativo.

Y eso es una gran ventaja porque colaborar, trabajar en teams acelera la productividad, crea un network de ayuda y de guía importantísimo, la moral y la estima de los miembros del grupo es más alta, nos permite ser más innovadores, crear relaciones fuertes, y también una mayor flexibilidad en nuestros horarios laborales, clave para las mujeres con hijos. Pero si todo es buenísimo, ocurre que por buscar tanto consenso y querer ayudar a nuestros colegas, a veces las mujeres no actuamos con decisión para que las cosas sucedan, acabamos exhaustas por ayudar tanto y nuestra ansia de colaboración viene malinterpretada como una debilidad. Así, hemos decidido ver cómo ayudar de una manera SMART:

1) No buscar siempre el consenso. Según la Harvard Business Review, a veces las mujeres acabamos pidiendo permiso y buscando el consenso para todo, y, con eso, parece que estamos evitando la responsabilidad y no tomar las decisiones difíciles.  

2) Tomar decisiones por nosotras mismas. Hay veces que las decisiones tienen que ser debidamente consideradas y analizadas, pero otras somos nosotras las que tenemos que hacer esa llamada incómoda o dar las  malas noticias sin consultar con nadie.

3) Mostrar un punto de vista claro y sólido. Busquemos el consenso, pero que nuestra opinión esté muy clara.

4) El crédito de nuestro trabajo nos lo llevamos nosotras. Según un estudio de la economista Heather Sarsons presentado en la Universidad de Harvard, cuando las mujeres economistas hacen un trabajo en colaboración con hombres, es el hombre el que se lleva todo el crédito y no la mujer. En cambio, si lo hace ella sola o con otras mujeres si que tiene un impacto en el éxito de su carrera. No estamos diciendo de no colaborar con los hombres, jajaja, faltaría más, solo de estar atentas en estas situaciones. 

5) Entender cómo ayudamos. Hay diferentes maneras de colaboración, dos que no te llevan mucho tiempo y esfuerzo, pero que son vitales para la gente, como compartir tu network o pasar información que ya sabes, y hay una tercera que es personal, que implica involucrarte en el proyecto, escuchar, evaluar y dar tu opinión que por lo general requiere de más horas. Los hombres tienden colaborar de las dos primeras maneras, mientras que las mujeres tienden a preferir la última manera. 

6) ¿Hasta qué punto colaborar? Analizar, saber asignar nuestro tiempo, y evitar que, por ayudar (contrastar con el equipo, reunirse para buscar consenso, etc.), acabemos por no hacer nuestro verdadero trabajo.

7) Pidamos ayuda. La colaboración tiene dos vertientes. No sólo nosotras ayudamos a los demás, y colaboramos con ellos, sino que tenemos que ser capaces también de pedir ayuda cuando la necesitamos. A las mujeres nos cuesta porque creemos que parecemos débiles, pero según los expertos, lo tenemos que hacer si queremos avanzar en nuestra carrera.

8) Aprendamos a decir que NO. Eso nos cuesta, pero ya va siendo hora de elegir estratégicamente nuestros compromisos y la asignación de nuestro tiempo. En Bepow buscaremos maneras de hacerlo. 

Nosotras después de hacer este artículo hemos decidido seguir colaborando entre nosotras y darnos crédito, ayudar más con contactos e información, reunirnos y consultarnos un poco menos, y tomar más decisiones propias. ¿Qué piensan ustedes? ¿Qué van a hacer?

Sharing is caring!

No Comments Yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: