¿Cómo alcanzar la cima profesional con tres hijos?

Teresa de la Vega le Pregunta a BEPOW

4c87c18a-31cf-4ce9-a4f8-b65a10dd81b4

Teresa es técnico superior de prevención de riesgos laborales con más de 14 años de experiencia, lleva  las cuentas de más de 200 clientes en uno de los principales servicios de prevención de riesgos laborales de España. Ella quiere crecer profesionalmente, pero su carrera se ha visto afectada por su decisión de ser madre. De tres niños, ni más ni menos.

«Me encantaría que todas las que han llegado muy alto me explicasen cómo es posible dividir la mente y el tiempo para poder educar a tus hijos y llegar tan alto profesionalmente sin hacerte vieja en el intento. Algunas me dicen que a partir de ciertas edades los hijos no te necesitan tanto, que espere, vea pasar a todos por encima, y que después de el salto a los 48 cuando tenga a los hijos educados y colocados. La maternidad es un retraso evidente en el ascenso de las mujeres. Si conciliar en puestos bajos es  casi imposible, en puestos altos es una utopía. Esta semana dos niños enfermos. Llamada de la chica cada dos horas, tienen fiebre, mocos etc.

¿Es posible concentrarse y rendir en el trabajo cuando tienes el corazón totalmente dividido?

Pagamos a chicas para que hagan nuestras casas y cuiden de nuestros hijos pero su educación es responsabilidad única y exclusiva de los padres. Alguien tiene que estar en casa con ellos. Y eso que yo soy afortunada de poder trabajar, estar con mis hijos y pagar a una chica. Muchas trabajan hasta las ocho de la tarde no tienen ayuda en casa y llegan para planchar, poner lavadoras y preparar cenas. Me encantarían que mujeres que lo han conseguido me mostrasen que querer es poder y, sobre todo, me gustaría conocer la opinión de sus hijos. 

La visión de los niños es fundamental. Mi hija llora cada vez que me siento delante del portátil y me dice: mama a trabaja no, mama a jugar. Y yo me siento dividida, queriendo abarcar todo, pero quién mucho abarca poco aprieta.  Y es el eterno dilema de las madres, ¿lo estaremos haciendo bien? Y encima tenemos remordimientos. Pregunta cuantos hombres tienen remordimientos por hacer viajes de trabajo y no estar con sus hijos. Alucinarías. Esto es algo innato, el vínculo maternal es así. Nunca podremos ser iguales, mientras ellos no den a luz.»

Sharing is caring!

No Comments Yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: